Lo que ganará si hace un máster

El director general de una gran empresa que tenga un posgrado puede ganar 20.000 euros anuales más que uno que no lo posea. Este incremento salarial no se consigue a corto plazo, pero sí es una consecuencia del impulso que proporciona esta formación en la carrera.

La retribución de los directivos con estudios universitarios es un 18% superior a la de aquellos que no poseen esta formación. Este porcentaje se eleva cuando estos ejecutivos cuentan con un máster en su currículo. Por ejemplo, en una gran empresa la retribución anual bruta es de 116.638 euros, de media un posgrado engorda su nómina 20.000 euros anuales más. Según el estudio El impacto de la formación en las retribuciones de 2010, elaborado por Grupo Icsa, un profesional con estudios de posgrado que inicie su carrera a los 24 años y la concluya a los 65 años tendrá una remuneración acumulada de 2.523.988 euros, alrededor de 400.000 euros más si no posee esta formación complementaria.

Según Alejandro Herrera, director de salidas de MBA deI IESE, “en general la formación aporta y supone una recompensa a medio y largo plazo. El interés de una persona por estos cursos responde a un reto profesional. Siempre hay cierto retorno económico, pero no funciona la matemática pura”. En esta escuela de negocios no disponen de datos concluyentes que confirmen que un MBA implica un incremento salarial, pero sí tienen un informe que revela la retribución media a la que acceden sus posgrados. Por ejemplo, en en España en el sector de consultoría se puede aspirar a una compensación media de 94.800 euros anuales (bonos y beneficios sociales incluidos). Sin embargo, Herrera reconoce que un máster es una inversión y, como tal, supone un riesgo: “Elegir el programa y la escuela adecuadas y en el rango de edad correcto, es decir, con un par de años de experiencia laboral previa, son algunos de los factores que pueden jugar a favor, pero nunca garantizan una amortización de la inversión a medio plazo”.

Las opiniones de Nuria Aguilera, directora de márketing de MBA de Esade, van en la misma línea: “Tiene un impacto claro, porque es consecuencia de una aceleración en la carrera. Un máster ayuda a crecer más rápidamente, sobre todo si no se cambia de actividad. En el caso de que se quiera dar el salto a otra área, la evolución, tanto de carrera como salarial, es un poco más lenta”. Para corroborar este hecho, Aguilera hace referencia al informe sobre posgrados que cada año elabora Financial Times: “El salario aumenta un promedio del 120% a los tres años de finalizar esta formación complementaria. Este incremento es más patente en el caso del full time, que es un máster internacional con una formación más completa”. No obstante, la directora de márketing de Esade señala que los estudios de posgrado, si bien tienen una consecuencia económica positiva a largo plazo, “la mayor ventaja es que permiten al candidato una libertad de elección mayor. Su formación les dota de una autoestima muy positiva para acceder a un empleo”.

Toma de decisión
Está claro que la experiencia, la formación y, sobre todo, la actitud son factores que determinan la retribución de un profesional. Ernesto Poveda, presidente de Grupo Icsa, asegura que “la formación es el gran facilitador para aumentar la empleabilidad”. Fernanda Díaz Cascallar, directora de relaciones con reclutadores de IE Business School, dice que lo más acertado para dar en la diana del empleo es buscar aquella formación que aporte valor añadido a la experiencia profesional: “El sueldo al que puede aspirar un ejecutivo con dos años de carrera y un MBA no es el mismo al que opta otro que le dobla la experiencia. No obstante, prefiero hablar de aceleración de carrera que de salario. Un máster permite acceder a un puesto directivo en menos tiempo, de cinco años a dos o tres, casi la mitad”. Pero Díaz reconoce que buena parte de los candidatos a cursar un MBA han consultado antes los ránkings, “comprueban los márgenes retributivos, qué empresas acuden a reclutar posgraduados y para qué puestos. Todas las organizaciones cuentan con tablas salariales, la combinación de experiencia y máster sitúa a estos profesionales en la parte alta de la banda”.

Antes de optar a un programa de posgrado conviene tener en cuenta los factores que destacan estos expertos. La formación, la experiencia y la actitud son definitivas y, por ahora, hay que dejar a un lado la cuestión económica. Díaz asegura que “no es fácil duplicar el salario después de hacer un MBA en la coyuntura económica actual. En 2007 la lucha por talento era terrible, los salarios eran más elevados y no era complicado recuperar la inversión en tres años. Ahora no es así”. Otro elemento a tener en cuenta es el que apunta Herrera: “El candidato debe ajustar el programa a su situación personal.
Dejarlo todo durante dos años para cursar un máster full time a veces no es lo más adecuado, en el caso de profesionales con familia. Otro a part time puede permitir un mejor seguimiento”.

20.000 euros de diferencia
Los directores generales que hayan cursado un máster pueden optar a un sueldo bruto anual de 20.000 euros más que los que no lo poseen. Ésta es la mayor diferencia entre los cinco puestos analizados por Grupo Icsa. Los márgenes retributivos son similares a los que manejaba el informe del año pasado. Según el presidente de la consultora, Ernesto Poveda, “los directivos españoles están entre los mejores formados de Europa. Tenemos un potencial increíble, no están entre los mejor remunerados, pero ahora se encuentran a la espera de oportunidades para dar el salto a otra organización”. El 45% de los ejecutivos de alto nivel en nuestro país tiene formación de posgrado.
Poveda explica que no es sólo una cuestión salarial. “Las personas con una formación superior pueden reubicarse en el mercado y su reciclaje también es mucho mayor”. Si se comparan los datos salariales de este año con los márgenes de 2009, los incrementos apenas han sido representativos. Por ejemplo, en la gran empresa, el director general ha incrementado su sueldo bruto anual en poco más de 2.000 euros (126.966 euros frente a los 128.397 euros actuales); y el director comercial reduce ligeramente su retribución (de 96.037 euros a los 95.140 euros de este año).

Fuente: expansion.com

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: